Devocionales en la mesa | Día # 5

Lectura bíblica: Juan 2: 5-10 “Entonces María les dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que Jesús les diga.» Allí había seis grandes tinajas para agua, de las que usan los judíos en sus ceremonias religiosas. En cada tinaja cabían unos cien litros. Jesús les dijo a los sirvientes: «Llenen de agua esas tinajas.» Los sirvientes llenaron las tinajas hasta el borde. Luego Jesús les dijo: «Ahora, saquen un poco y llévenselo al encargado de la fiesta, para que lo pruebe.» Así lo hicieron. El encargado de la fiesta probó el agua que había sido convertida en vino, y se sorprendió, porque no sabía de dónde había salido ese vino. Pero los sirvientes sí lo sabían. Enseguida el encargado de la fiesta llamó al novio y le dijo: «Siempre se sirve primero el mejor vino, y luego, cuando ya los invitados han bebido bastante, se sirve el vino corriente. Tú, en cambio, has dejado el mejor vino para el final.»

Pregunta: Cuéntanos acerca de una boda en la que tú hayas participado. ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿Tienes alguna anécdota?

Verdad: Como ya conocemos la historia, Jesús estaba en una fiesta de bodas. ¡Nuestro ABBA es el inventor del matrimonio! A él le encantan las bodas, y Jesús participo de una en la que se había acabado el vino, entonces realizó su primer milagro, “¡transformó el agua en vino!”

Luego de aquel evento no cesaron los milagros. Él aún los hace y solo está esperando que juntos como familia se lo pidamos y esperemos en Él.

Oración: “Que venga tu Reino Señor y podamos seguir maravillándonos como tus milagros”.

Shopping Cart